¿Cómo adelgazar sin olvidar el placer?

Por: Gustavo Rodríguez

Nos hemos acostumbrado a la idea de que adelgazar es sacrificado, doloroso, difícil e imposible, pero ¿Será está la verdad real? ¿O solo una idea que fue creciendo y creciendo dentro tuyo? Para entender cómo puedes adelgazar sin olvidarte del placer debes entender lo siguiente:
 

Primero cómo funciona tu cerebro. El cerebro quiere en primera medida mantenerte viva y ahorrar energía al hacerlo. En segundo lugar, el cerebro quiere llevarte hacia el placer y alejarte del dolor. Puede que actualmente tengas 5, 15, 20 o más kilos, si están ahí es porque tu cuerpo entendió que era la mejor manera de mantenerte viva.
Si no te gusta la forma puedes cambiarla, sin embargo, para cambiarla tienes que entender cómo funciona tu cerebro, tu mentalidad, también tus estados emocionales, y por último, cómo reacciona tu cuerpo justamente a lo que piensas ya lo que sientes.
 

Muchas mujeres creen que para adelgazar es 100% necesario dejar de comer azúcar, harinas y solo comer proteína y verduras. Pero, ¿Qué tan cierto es? La verdad es qué hay tantas maneras de adelgazar como personas en el mundo. No hay una forma única, una fórmula que funciona igual para todos. Tienes que encontrar el sistema o método que te funciona a ti y que te hace bien.
Además no solo es la comida, también son las personas con las que te rodean, los lugares, los trabajos. Para adelgazar no necesitas dejar de comer dulces o harinas, solo necesitas conectar con una mentalidad en la que en vez de quitar alimentos que te gustan, te enfocas más en agregar alimentos y momentos saludables.

 

También te puede interesar: ¿POR QUÉ NO LOGRAMOS BAJAR DE PESO?

 

El método con el que trabajo está orientado a la alimentación saludable y depurativa, no tanto al consumo de proteína animal. Pero no la restringimos, porque entendemos qué cada persona debe adaptar el método a sus necesidades personales, sus gustos, su trabajo, sus horarios y rutina familiar. Cuando te olvidas de quitar harinas y azúcar y te centras en agregar alimentos saludables, tu mente no ve dolor, no es sacrificio, lo acepta, asume que da placer, por eso la idea de la dieta restrictiva sirve. Ahora, sí queremos una rutina de alimentación equilibrada para poder perder peso, más que centrarte en los alimentos, debes centrarte en los momentos del día. 


Los humanos somos seres diurnos, nuestra energía está más activa durante el día y durante la noche reposa. Guiándonos por el biorritmo natural humano y dividiendo al día en cinco momentos especiales, entendamos qué...
Para la noche recomendamos hacer una ingesta lo más liviana posible de comida. Eso hará que durante la noche tu cuerpo se encargue de reparar en vez de digerir. Este es el famoso ayuno intermitente. Luego esperamos a la mañana donde el cuerpo se alista para depurar, para limpiar todo lo que reparó durante la noche. Por eso te propongo una mañana liviana, a líquidos, comiendo unas frutas o algo más proteico dependiendo de cuál sea tu gasto calórico. Sigue al mediodía, que es el mejor momento para comer la comida más abundante del día, porque el sistema digestivo está mejor dispuesto para hacer la digestión. Luego tenemos la tarde como un buen momento para cerrar los pendientes del día, una colación liviana, ligera y volvemos a empezar con la cena de nuevo.


Los factores que debemos tener en cuenta para poder adelgazar principalmente tienen que ver con la mente, con los pensamientos, las ideas y las creencias que tengas sobre tu cuerpo, sobre tu autoestima, sobre tu valor personal. La comida no es el problema en sí. Imagina que tienes un dolor de cabeza y tomas un medicamento para aliviarlo. ¿Le echarías la culpa al medicamento de tu dolor de cabeza?
Entonces, ¿Por qué le echamos la culpa a las harinas o al azúcar de nuestros problemas emocionales? Entendiéndolo de esta manera, el factor más importante es tu mentalidad, el segundo es cómo gestionas emocionalmente esa mentalidad. Porque el famoso efecto rebote, eso de volver a subir unos kilos, sucede por la poca gestión emocional que tenemos lograda a menudo. Y por último, el factor físico, dónde necesitamos también adaptarnos a una nueva forma de alimentarnos, más ordenada, más equilibrada, comiendo los alimentos que nos gustan, pero ya no de manera compulsiva, ansiosa o adictiva, sino cuando realmente queremos disfrutar de sus alimentos.
 

Hay varios hábitos principales que podemos adoptar para perder peso y para vernos mejor con nuestro cuerpo. Uno de los más importantes es el reposo digestivo. La idea es no sobrecargar nuestra panza de alimentos, más que nada cuando llega la tarde noche y cuándo comienza el día. Tenemos el momento del mediodía donde de las 11:00 a las 5 o 6 de la tarde, donde podemos tener una comida más abundante. Por otro lado, comenzar hacer más cosas para ti, más actividades que te gusten, porque el sobrepeso es un estado emocional que está encapsulado dentro tuyo, un dolor, una herida que eligió manifestarse de esa manera en tu cuerpo.


Los kilos de más no son el problema. El problema es qué voy a hacer para amarme más hoy, para ser más amable conmigo misma. Repitete a diario este mantra hasta que se cumpla:  "Yo soy la prioridad ahora". A las mujeres que viven frustradas con su cuerpo y que no logran adelgazar les diría que las entiendo, qué no es su culpa y que todo va a estar bien. La culpa, la frustración, la humillación, entre otros. Son mecanismos de tu cuerpo para protegerte de algo que duele, qué es difícil de asumir.
Comienza disfrutando lo que comes, sea lo que sea. Comienza a incluir recetas nuevas en tu día a día, simples, livianas, que no te lleven mucho sacrificio. Empieza hacer algún tipo de ejercicio, yoga, salir a caminar, ir a ver una película al cine, en fin... Debes recordar que tú eres la prioridad ahora.

Y si quieres pasar del peso emocional al peso ideal sin ansiedad por comer puedes ver mi nueva clase gratuita haciendo click aquí. También, me puedes encontrar en Instagram como @habitos.detox.

 

 

 

Portada: Vogue India.

Comentarios:

LO MAS VISTO

Nuestra Misión

Somos un mundo creado para la mujer actual, una fuente de inspiración que nutre la mente, el cuerpo y el alma. Reunimos a todas aquellas personas, marcas y estilos de vida que nos inspiran, motivan y admiramos para impulsarte a encontrar tu valor y poder personal.

Mi nombre es Gustavo Rodriguez. Tengo 38 años y hace 10 años cambié mi vida con una sola desición. 

Yo estaba gordo, cansado, estresado y ansioso. Me agitaba al caminar y dormía mal. 

Al verme en ese estado, reflexioné y miré a mi alrededor.  Veía parientes, amigos, conocidos en la misma situación o más grave. Todos con médicos y enfermedades crónicas.

Decidí que no queria esa vida y comenzó mi búsqueda. Aprendí sobre alimentación consciente y depurativa, ayunos y detox.

Aprendí de medicina chica, Soy maestro de reiki usui y masaje shiatzu.
Mi camino fue holistico y  me permitió crear un método para "perder peso sin efecto rebote" que involucra además de la comida y rutinas, lo emocional, lo mental y lo espiritual. Las 4 patas de la salud.

Actualmente ofrezco mi Mentoría "Pierde peso sin efecto rebote" a mujeres de habla hispana de todo el mundo. Desde Las Grutas, Río Negro, Patagonia Argentina.