Crumble saludable y delicioso

Sanacomilona

Compartir

Compartir

Guardar Articulo

Esta es una de las recetas favoritas en mi casa, debido a que es la combinación perfecta entre fruta, avena y nueces. Es una receta muy versátil, ya que puede ser servido como desayuno, merienda o postre. Lleva mucha fruta, la cual puede variar según la temporada. Es decir que en vez de fresa y arándanos o manzana también puede ser duraznos, moras, peras o piña.

Esta receta te ayudará a mantenerte saciado por más tiempo, sin elevar los niveles de azúcar, ya que contiene grasas buenas, provenientes principalmente de las almendras, el aceite de coco y la chía. También tiene fibra, contenida en la fruta y la avena y proteína proveniente de las semillas de chía y almendras. Esta última, podría aumentar si decides usar hojuelas de quinua. Y como si fuera poco, las frutas como los arándanos, son una buena fuente de antioxidantes.
Esta versión que les presento ahora puede ser libre de gluten si consiguen avena sin gluten. Pero si no consiguen avena libre de gluten, pueden usar quinua en hojuelas también o quinua previamente cocida. Lo mismo va por si no quieren usar nueces por alguna sensibilidad, pueden usar semillas como la de girasol.

Ingredientes:

Para la base:

1 taza de arándanos

1 taza de manzanas, peladas, sin corazón y cortadas en pequeños cubos.

¼ taza de miel o 3 cucharadas de azúcar moreno.

2 cucharadas de semillas de chia

Jugo de una mandarina

½ cucharadita de maicena
Para la cubierta:

1/3 taza de harina de arroz

1/3 taza de avena en hojuelas

1/3 de quinoa cocida (opcional)
¼ taza de almendras picadas o tajadas.
¼ de taza de miel de abeja
3 cucharadas de aceite de coco
¼ cucharadita de canela
¼ cucharadita de clavo molido

Instrucciones:

  1. Precalentar el horno a 180C.

  2. Mezclar la futa con el resto de los ingredientes de la base y esparcir sobre el fondo de una refractaria de vidrio.

  3. En un recipiente aparte mezclar los ingredientes de la cobertura y esparcir sobre la base de fruta de tal manera que toda la fruta quede cubierta.

  4. Hornear por 30 a 40 minutos o hasta que la cobertura se dore un poco y se vea a la fruta burbujear.

  5. Dejar enfriar por unos minutos y servir con yogurt natural o de vainilla.