¿El olor corporal excita?

Yeye Zapata

Compartir

Compartir

Guardar Artículo

Muchas mujeres me han preguntado si es verdad que hay personas que se excitan con el olor corporal de su pareja romántica o sexual, pero ¿Realmente es cierto? Vengo a desmitificar y aclarar todo sobre lo que es llamado olfactofilia. 
 

Voy a empezar por decir que es real, no es un mito. Para las personas que no saben que es la olfactofilia, es una parafilia que se presenta por la atracción y/o excitación sexual causada por los olores que se generan especialmente en áreas como pene, vulva, ano, y/o las axilas, en ocasiones siendo tan necesario el olor para llegar a sentir placer o un orgasmo, pero que te guste el olor de estas zonas no quiere decir que seas parte de este patrón de conducta. Si tu vida laboral, personal, emocional se ve afectada por este gusto si es necesario un diagnóstico y acompañamiento con especialistas. 

Hay muchas personas que lo ven como un comportamiento “raro” o “diferente” pero, considero que lo que decimos o creemos que está mal visto es porque a veces no tenemos o contamos con la información o educación sobre el tema. Así que si hacemos un ejercicio de introspección, revisando nuestra historia sexual y los momentos en los que hemos sentido atracción por otra persona el olor puede estar presente. Si somos sinceras no todas las vulvas o los penes huelen igual, y hay olores que nos parecen más agradables que otros, con los que conectamos y nos encendemos fácilmente, incrementando el deseo, el placer y la excitación.  

Otro punto válido es que el mercado, la industria necesita vender productos, y en el diálogo de la publicidad que vemos a diario, siempre nos están creando un tipo de necesidad ligada a una emoción, un ejemplo es que te aplicas desodorante, jabones íntimos y cremas humectantes con ciertos aromas porque no quieres sentirte insegura, frustrada, con miedo o expuesta. En la industria encontramos olores deliciosos pero ¿Qué tan buenos son para nuestro cuerpo? 

 

También te puede interesar: TODAS LAS VERDADES SOBRE EL ORGASMO FEMENINO

 

Pero, nuestro olor corporal natural contiene feromonas y son pieza clave en la atracción que llegas a sentir por alguien. Cuando inicié con Seis.Nueve, hacía tuppersex los fines de semana y entre los productos que más se vendían siempre estaban las feromonas. Y es que aunque no sabemos exactamente cómo funcionan si estamos dispuestas a aplicarlas para sentirnos sexys y atractivas. 

Ahora, las feromonas  son sustancias bioquímicas que secretan algunas glándulas corporales por medio del sudor u otros fluidos, y aunque no son perceptibles, nuestro cuerpo reacciona a estas, no sentimos atracción por todos o cualquier persona, al contrario es un proceso selectivo. Gracias a los estudios que se han realizado, la mayoría en animales, hoy podemos decir que son de gran importancia en la sexualidad y reproducción.

Las feromonas no huelen, no tienen un olor característico, pero si son percibidas por el órgano vomeronasal, que está localizado en el interior de la nariz, es un quimiorreceptor y capta las sustancias químicas, enviando luego un mensaje al hipotálamo, ubicado en nuestro cerebro y que también es un órgano esencial en nuestra sexualidad, generando respuestas físicas y emocionales sobre la otra persona.  

Algo que aprendí en los tuppersex es que las feromonas  cuando son concentradas se aplican en puntos de calor de nuestro cuerpo: detrás de las orejas, las muñecas, centro de la clavícula y en la parte delantera del codo, lo aplicas después de las cremas humectantes, perfumes, splash, lociones, ya que se activan con el movimiento, calor y sudor de tu cuerpo. 


Si eres de las mujeres que le excita el olor corporal de tu pareja sexual, no debes sentir pena. Es totalmente válido que el olor de una persona sea lo que te atraiga; como hay personas que les atrae otro tipo de zonas u acciones. Lo importante es que no te fijes en la validación de tu alrededor, sino en lo que a ti te gusta y te hace sentir tranquila. Mis consejos para que disfrutes los olores y se conviertan en un activador de tu vida sexual son: 

1. Comprender que como seres humanos es imposible que tengamos los mismos gustos, lo que nos activa sexual y eróticamente es muy distinto en cada una.  

2. Al ser el olfato uno de los sentidos al que menos prestamos atención, un ejercicio es recorrer el cuerpo de tu pareja y descubrir sus olores. ¿Sabes cómo huele su pelo? ¿Sus axilas? ¿Su pecho? ¿Sus genitales? 

3. Hay olores que excitan y que encienden, así que otro ejercicio que puedes hacer para trabajar el sentido del olfato, es sola o con tu pareja descubrir nuevos olores. Reúnen varios olores, de varios productos que tengan, de lo que crees o creen que les puede gustar y hacen un test. Los olores que más les gusten y llamen la atención son los que vas usar para una deliciosa sesión de autoexploración y/o sexo con tu pareja. 

4. Los olores son parte del cuerpo y del sexo. Parte de aceptar nuestra sexualidad es construir nuevas creencias que validen nuestros gustos y lo que nos hace sentir bien, incrementando la confianza en nosotras mismas. Si te gusta el olor de tu pareja, es una delicia, dile que te gusta y que te excita su olor. 

 

No más estigmas frente a tus gustos y el de los demás. Si necesitas algún tipo de asesoría no dudes en contactarme, me puedes encontrar en Instagram como @seis.nueve.


 

 

Portada: Sora Shimazaki

Comentarios:


X

Si te gusto el artículo o quieres leerlo después haz clic en el corazón (Guardar Artículo)