¿Sufres del síndrome del impostor?

Compartir

Compartir

Guardar Artículo

Es probable que hayas oído hablar del síndrome del impostor pero ¿sabes qué es? Las personas que lo padecen a menudo experimentan algunos de “los 4 fantásticos” ansiedad, perfeccionismo, duda de uno mismo y/o miedo. Esto es algo que muchas personas exitosas experimentan y que de no tratarse puede terminar en depresión o ansiedad severa.

En una entrevista la ganadora del Oscar Lupita Nyongo’o confesó cómo desde el primer instante en el que le dieron el papel hasta terminar de filmar, todo el tiempo “a cada minuto” esperaba que Steve Mc Queen, el director, se le acercara a decirle que había cometido un error eligiendola. Esto nunca pasó y Lupita se ganó el más alto reconocimiento por su papel. ¡Este es el síndrome del impostor!

Es difícil de reconocer a simple vista pues le sucede a las personas que menos te imaginas, son personas exitosas con grandes logros que tal vez te parezcan modestas porque no se apropian de sus logros; los tratan como golpes de suerte o parece que son muy modestas. Por lo que estas personas sufren en silencio; hace falta la ayuda de un profesional y/o conocer de qué se trata para que lo identifiquen. Hay que decir que este síndrome no está catalogado como una enfermedad mental.
Lo que para una persona puede ser un peldaño en la escalera hacia lo que quiere lograr, para alguien con síndrome del impostor representa no ser suficiente/capaz, lo cual no sólo confirma su sospecha de ser fraude sino que viene acompañado de pánico. Por lo general una persona con este síndrome es también perfeccionista, pues cree que cada tarea la debe realizar a la perfección y no pide ayuda. Esto lleva al impostor ya sea por el camino de la procrastinación, posponiendo la tarea por miedo a no ser capaz de realizarla como debe, o de la sobre preparación, invirtiendo más tiempo del necesario en realizar la tarea.

¿Qué hacer si te identificas? 

  • Es importante que hables de esto con un mentor que te ayude a  monitorear y reconocer este comportamiento.
  • Ayudar a personas más jóvenes que tú te ayudará a ver lo que has logrado.
  • Escribe las cosas en las que eres [email protected] y las que crees que pueden mejorar, esto te puede ayudar a reconocer tus fortalezas y lo que puedes mejorar.
  • Recuerda que nadie es [email protected], haz las cosas bien y celebra.
  • Cambia tu manera de pensar gradualmente, reduce el tiempo habitual de cada tarea o pide a un amigo que vea el proceso y te retroalimente. 
  • Busca la ayuda de un profesional, esto te ayudará vivir sin tanta ansiedad y miedo.

Fotografía: Alejandra Quintero Sinisterra
Fuente: American Psychological Association

Comentarios:


X

Si te gusto el artículo o quieres leerlo después haz clic en el corazón (Guardar Artículo)