¿Cómo tomar las selfies más sensuales?

Compartir

Compartir

Guardar Artículo

Hay ocasiones en las que nos sentimos más lindas de lo habitual, y que al mirarnos al espejo sólo nos dan ganas de toma nuestro celular para tomarnos una foto, sea para mandarla a alguien, subirla a redes sociales o simplemente para tenerla, pero ¿te ha pasado que al momento de tomar la foto, no quedas tan linda como realmente sabes que te ves y terminas rindiéndote porque ninguna foto te gustó?  Pues tomarte fotos buenas y sexys es más sencillo de lo que parece, a continuación te contamos lo que debes tener en cuenta. 

¡Nunca más tomarás fotos que no te hagan justicia!

  1. Pon música, ella te ayudará a soltarte y a dejar la pena frente a la cámara, ¡recuerda que nadie te está viendo! ¡Y siéntete la mujer más linda del mundo, pues lo eres! Tenemos listas especiales para ambientes sensuales.  
     
  2. Empieza encontrando un lugar donde tengas buena iluminación, la luz natural, por ejemplo, siempre será tu aliada. Si te paras al lado de tu ventana, notarás la gran diferencia y estarás más cerca de encontrar la foto ideal. Para mejor luz, puedes intentarlo entre 9 y 11 am, o entre las 5 y 6pm podrías aprovechar la luz que te brinda el atardecer, el cual le dará un color naranja y natural a tus fotos, ¡lograrás más fácilmente un gran resultado! 
     
  3. Puedes intentar tomarte una selfie, o empezar a experimentar con diferentes ángulos, en este caso, el trípode sería muy útil, o en caso de no tener uno, puedes armar uno, usando una silla y quizá unos cuántos libros encima, o cualquier otro objeto que te ayude a mantener la cámara a la altura deseada y las manos libres, así podrás intentar diferentes poses sin tener que sostener el celular. Simplemente usa el temporizador.
     
  4. Aprovechando que ya estás en ese mood de “Photoshoot”, ¡ponte la ropa que más te guste! o tal vez, ese vestido que nunca has sido capaz de ponerte porque revela mucho, o con la ropa con la que no saldrías a la calle pero la compraste porque te gustó. Puedes maquillarte también si te gusta, pintarte los labios o utilizar colores que nunca has usado. Sólo sé tú misma, no te cohibas, recuerda que nadie te está mirando y estas fotos antes que nada ¡son para ti!  
     
  5. Puedes modelar la parte de tu cuerpo que más te gusta de ti, quizá tu pelo,  tu cara, tus piernas o tus brazos. Recuerda también que la mirada es muy poderosa, si te tomas fotos mirando a la cámara, ¡podrán salir fotos espectaculares! Sólo recuerda poner la intención en la mirada, imagínate una situación o que estás mirando a esa persona...
     
  6. Empieza a soltarte e intenta diferentes poses, quizá sentada, o parada, también sonriendo, o un poco más coqueta, puedes también buscar ideas por Tumblr o Pinterest y usarlas como referente. También tienes la oportunidad de experimentar y así encontrarás tu pose favorita.

Lo más importante es dejar la vergüenza de lado y dejarte llevar. ¡Te sorprenderás del resultado! 

Fotografía: Madison Compton

Comentarios:


X

Si te gusto el artículo o quieres leerlo después haz clic en el corazón (Guardar Artículo)