Por qué nos quedamos en relaciones que no nos hacen feliz; reconoce tu forma de relacionarte y vive una relación extraordinaria

Por: Natalia Paerez

Todos los seres humanos necesitamos estar en relación porque la vida es una relación, pero no necesariamente una relación amorosa. Somos seres biológicos de manada, no estamos diseñados para vivir ermitaños y solos, pero lo hemos enfocado mucho en que esa relación solo es satisfactoria cuando es amorosa y hay varios tipos: familia, amigos, trabajo o pareja. Entonces, es la unificación de todas esas relaciones porque es la forma donde yo en presencia puedo observarme a mí mismo. Pero ¿Por qué seguimos en una relación con alguien que nos hace daño? Mi nombre es Natalia Paerez, experta en relaciones extraordinarias, creadora de Relaciones & Pareja, y el centro de bienestar Aventura Interior. Vengo a explicarte por qué seguimos donde nos hacen daño y las claves principales para tener una relación exitosa. 
 

Empecemos por los diferentes tipos de relaciones, existen dos bases: la relación donde tu te enamoras de la persona, lo que representa esa persona, pero no la relación que tienen. En ese caso, me enamoro de la persona, que es exitosa y tiene todo lo que yo quiero pero no de la relación que me brinda porque es distante y se aísla.  

Por otro lado, está la relación en la cual estás muy enamorada de la relación que tienes con ese alguien, pero no de esa persona. ¿Qué ocurre ahí? Te enamoras e la relación porque te brinda una relación de pronto dependiente, se deja controlar de ti, hace todo por ti pero en el fondo no es la persona con la que quieres tener hijos o un futuro, pero estás anclada a ese ideal .

Y por último, cuando estás en una relación con una persona que tu admiras pero no te da emocionalmente lo que quieres e intentas cambiarlo para lograr que te de lo que quieres, y es ahí donde se entra en un círculo vicioso. 

¿Por qué entramos en ese círculo vicioso? Porque el cerebro aprende por asociación y eso hace que nuestros patrones más profundos esten arraigados a nuestra infancia. Entonces, lo que pasa es que uno siempre va a estar buscando lo conocido; me pasa que llegan chicas contándome que conocieron un hombre espectacular, pensando que es como su alma gemela, pues resulta que me empiezan a describir a esa persona y esa persona la ignora, no está afectivamente emocional para ella y eso le encanta. Lo que ocurre acá es que la historia de esta chica no es una historia muy compleja, viene de una historia familiar donde tuvo un padre ausente y donde todo el tiempo ella quiso volcar su vínculo con él; entonces, para ella es absolutamente normal, natural e incluso afectiva esa distancia. Cuando ella me dice que siente que es su alma gemela, que lo conoce de toda la vida, pues claro que lo conoce de toda la vida, lleva toda la vida viviendo con ese personaje, pero eso no quiere decir que sea lo adecuado y lo sano para su salud mental, estabilidad y desarrollo. 

Por este tipo de situaciones es que es tan importante las herramientas de autodesarrollo y de autoconocimiento, porque te dan la claridad de saber qué es lo que quieres y qué no, de poder identificar cuáles son tus creencias, cuáles son tus heridas porque la herida nace de esa no adaptación de nuestra niñeza a la adultez; el mundo está diseñado para adultos, no para niños. Pero, todos somos niños en algún momento, este niño va creciendo en este mundo de adultos, donde te dicen no cojas, no brinques, no hagas, no estás preparado, no sabes y el niño se siente inadecuado. En ese crecimiento y en esa adaptación el niño empieza a crear ciertas heridas porque no logra entender la información, y cuando es adulto ya no es una herida sino que se convierten en máscaras porque no se permite mostrar cómo es porque ni siquiera sabe cómo es. 

 

También te puede interesar: LAS MEJORES APPS DE CITAS PARA ENCONTRAR EL AMOR

 

El primer paso para poder tener una relación consciente es salir de ese bucle de “relaciones tóxicas'', “atraigo las mismas personas”, “no quiero seguir sintiéndome sola” porque ¡Ojo! Hay un tema super importante y es que cuando yo no logro desarrollar mi compromiso conmigo misma, yo no puedo desarrollar compromisos emocionales con nadie, y hay una sensación de “yo no quiero estar sola pero nadie se compromete conmigo”, y la cosa es que tu no te comprometes contigo. Siempre va a ser más fácil decir que el otro tiene la culpa, el otro es el que me hace daño, el otro es el que me deja, el otro es que no se compromete. No existe probabilidad humana de que una persona que se comprometa consigo misma, consiga personas que no se comprometan. De eso habla un poco la terapia transpersonal que es la que yo manejo, y es que vemos el ser humano como un sistema: un sistema corporal que es físico, nuestro sistema mental y emocional, y el sistema espiritual que es el trascendental o el transpersonal. Vemos el ser humano como tres energías en una, observamos que somos lo que hacemos con nosotros mismos, no atraes la pareja que quieres, sino la pareja que eres. 

No es solamente el amor que tu crees merecer, sino el amor que tu le enseñas al otro para amarte de la forma como tu te amas; yo te doy las herramientas tanto para que me quieras como para que me hieras. El mundo es dual, nunca esta desligado, siempre es bueno o malo, blanco o negro, sol o luna, eso hace parte de nuestra humanidad. El punto es que tú lo puedas reconocer e integrar. El niño interior es lo que realmente desarrollamos para poder explorar nuestra esencia, es ese niño libre, amoroso, con gratitud, de armonía que hace parte de nuestra esencia; pero, también somos un niño herido, con necesidades y creencias. 

¿Qué es lo que buscamos cómo seres humanos? La integralidad. No es deshacernos del niño herido, el niño herido no se va a ir porque hace parte de ti, pero sí tu lo empiezas a amar, entenderás que todo lo que te ocurre es tu responsabilidad y no tiene nada que ver con el otro. Cuando dejas de observar al otro como el victimario y te sientes la creadora de tu vida, te haces responsable y no te permites quedar en un lugar donde no es porque eres tan consciente de que todo lo que estás haciendo depende de ti, que te crees merecedor de lo que tienes. 

Uno realmente aprende que ahí no es por dos formas, o porque eres muy inteligente o porque duele mucho. A qué me refiero con lo de la inteligencia, a que quiero darme cuenta que hay algo mejor, tengo la fe de que hay algo mejor y empiezo a buscar algo mejor para mi, y siendo sincera ese es el 1% de la población. El 99% de la población, cambian porque duele tanto que ya no quiero seguir en esto, tiene que haber algo más fuera de este dolor que siento; ahí es cuando empezamos a preguntarnos ¿Qué es este dolor? ¿Reconozco el dolor? ¿Identificó el dolor? Y ahí empiezo, esto me duele, qué hace que esto me duela, cómo participo yo en este dolor, qué recuerdos trae este dolor, qué personas participaron en este dolor pero no con el objetivo de juzgarlas, sino con el objetivo de poder entender mi interacción con ellas y ahí empiezas a encontrar las creencias. ¿Cuando se vuelve un patrón? Cuando escoges, observas todo y te das cuenta que es repetitivo. 

Ahora, ¿Cuál es el primer paso para cambiar un patrón estructural? El poder entender la necesidad que surge porque por eso existe, hay algo que yo suplo, pero sobre todo hay algo que me genera placer y es ahí donde está el punto. A veces es muy difícil, la mente está diseñada para alejarte del dolor y acercarse al placer, por eso cuando metes el dedo en una vela automáticamente lo quitas. Sin embargo, la mente en algún momento plasmó que eso que se sentía era placentero, ese abandono, esa traición, pero ¿Por qué placentero? Porque era tu forma de sobrevivir en ese momento. Lo que sí hay que tener en cuenta es que cambiamos unas creencias por otras, yo siempre he dicho que el crecimiento personal no es lineal porque no hay un checklist que diga haz estas tres cosas y serás feliz, eso no existe. Todas las experiencias son individuales, todos somos distintos en identidad, por eso debes crear tu propio checklist, debes desarrollar tu autoconocimiento con terapia, libros, cursos, todo lo que decidas hazlo buscando un insight para darte cuenta de lo que necesitas; nadie sabe más de ti que tu. De hecho, hoy en día han surgido nuevas terapias y versiones de desarrollo muy místicas y las personas han creído mucho en ellas porque no han querido autodesarrollarse, quieren que les digan que hacer y así no funciona. 

Todo es un proceso y a eso es lo que llamamos vida, a ese vivir construyendonos, aprendiendo de nosotros mismos y conociendonos. Sí es posible aprender de las experiencias de otros para hacer insights, no para adquirir sus herramientas, las herramientas siempre son internas. Lo primero, es que tu historia me hace dar cuenta y sentirme identificada, y posiblemente dentro de la historia podrás descubrir cosas muy similares, pero al mismo tiempo cosas muy distintas. 

Yo siempre he dicho que todos nacemos con un amor. Yo tengo una teoría, el día que tu naciste, automáticamente nació el amor contigo; empiezas a crecer y el amor empieza a manifestarse en diferentes personas, primero en tu mamá, en tus hermanos y familia. Después, viene ese cuerpo ajeno del primer amor, pero ¿Qué ocurre? El amor no se queda en el cuerpo que tu quieres, sino que se queda en el cuerpo que realmente lo merece. Por eso, es que cuando tu te activas es porque hay un reconocimiento de algo antiguo, empiezas a enamorarte pero resulta que el amor quiere irse de ese cuerpo y tu vienes y le pones un cinturón de seguridad y le dices “no de este cuerpo no te vas”, el amor se quiere ir y empieza a sentirse ahogada y asi mismo te empiezas a sentir tu; de ahí, es porque te sientes atrapada en una relación. Cuando tu le quitas ese cinturón de seguridad, el amor se sale y va a buscar otro cuerpo donde se va  a volver a manifestar para encontrarse contigo, solo que a nosotras nos da miedo porque nos duele tanto las rupturas, que por eso nos anclamos a esa relación y nos cuesta tanto salir de ahí. 

Si creemos firmemente de que siempre va a haber algo y alguien, (cuando me refiero a alguien no me refiero necesariamente a una pareja amorosa, sino que en el mundo siempre va a haber una manifestación de amor para mi) yo puedo sentirme completa porque no voy a tener la necesidad de salir corriendo desesperada a buscar. 

Estamos en la generación que no tiene idea que quiere en la vida, le tenemos miedo a la dependencia y a la independencia; lo quieren todo y por eso mismo no saben que quieren. Y si no hay coherencia entre nosotros mismos va a hacer que nos sintamos perdidos. Tenemos que conocernos demasiado para poder ser lo suficientemente valientes e ir detrás de lo que queremos. Para hoy podernos comprometer con una relación, lo primero que debemos hacer es ser coherentes con qué quiero, el segundo paso es ser muy honesto con eso que quiero. 

El secreto del amor o de las parejas felices es que están compuestas de personas felices, si hay dos personas felices van a tener felicidad; si hay dos personas llenas de amargura van a tener una relación de amargura, no puedes dar lo que no tienes o eres. El centro de una pareja exitosa es que tu seas exitosa, no hay más. Somos una unidad que se conforma de dos unidades que necesitan estar bien. Si necesitas algún tipo de asesoría me puedes encontrar en Instagram como @secretodelamor_.


 

 

Portada: Pexel

Comentarios:

LO MAS VISTO

Nuestra Misión

Somos un mundo creado para la mujer actual, una fuente de inspiración que nutre la mente, el cuerpo y el alma. Reunimos a todas aquellas personas, marcas y estilos de vida que nos inspiran, motivan y admiramos para impulsarte a encontrar tu valor y poder personal.

Coach de vida 
Terapeuta Transpersonal de Relaciones.Somos experta en psicoterapia y coaching, te atyudo a conectar con tu conciencia, en el que te aclaras y tú decides ¡cuál es la dirección que sigue!