¿Por qué nos sentimos [email protected]?

Por: Sol Buscio

¿Por qué nos sentimos solas? ¿Por qué aparece la soledad? Primero para empezar, todas las personas en algún momento transitamos o experimentamos algún estado o sentimiento de soledad, pero tenemos que entender que no se trata únicamente de una ausencia física, sino también emocional, la soledad emocional como también se le llama.

La realidad es que ese estado emocional aparece cuando hay ausencia de comprensión, cuando empiezo a sentir que nadie me entiende, que no tengo con quien contar o en donde apoyarme; cuando empiezo a cerrarme en mi mundo interno y a creer que no puedo compartirlo con el mundo externo.  De alguna manera, toda esa red de contención empieza a debilitarse y generalmente empieza a aparecer ese distanciamiento social.

Como dije, la soledad puede llegar a ser muy grave, puede llegar a llevarnos a un estado como el de las personas con depresión donde vas a requerir de un tratamiento psicológico y en otros casos farmacológicos, porque la soledad viene acompañada de distintos síntomas como tristeza, angustia, ansiedad, miedo; además de diversas cuestiones psicológicas que llevan a la persona a un estado de deterioro. Justamente, porque somos seres sociales y todos necesitamos de esa otra persona para sentirnos acompañados, seguros, para nuestra autoestima, para saber quiénes somos, cuánto valemos y demás.
 

La soledad puede generar mucho miedo, en las mujeres particularmente muchas veces aparece este sentimiento o esta sensación de soledad cuando vamos alcanzando determinadas etapas vitales, como por ejemplo, los mandatos sociales donde aparece la famosa edad donde ya tenemos que formar una familia o donde ya tenemos que estar construidos o haber alcanzado determinados proyectos para sentirnos suficientes. Todas esas presiones sociales comienzan a aparecer y empiezan a generar toda esa sensación de soledad por todas esas creencias que son impuestas desde lo externo. 

Entonces, la soledad puede dar mucho miedo porque aparece como un círculo vicioso donde empiezo a sentir o a pensar que quizás nunca voy a poder salir de ese estado y de que nunca voy a poder construir nada con nadie. O tambien, cuando tengo vínculos que quizás son muy superficiales, un vínculo de amistad o por ejemplo, un vínculo que yo elijo de amistad tiene que ser mucho más que un vínculo superficial, tiene que ser esa persona en la que me pueda apoyar, con la que puedo contar, que estoy para ella y que está para mi. Eso es lo que determina y hace fuertes esos vínculos que terminan siendo hogares donde puedo ir y refugiarme. 
 

TE PUEDE INTERESAR: ¿ERES INTROVERTIDA? ¡DESCUBRE TUS FORTALEZAS Y DOMÍNALAS!
 

¿Qué aprendemos de la soledad? Primero, a poder diferenciar qué es estar solo y qué es sentirme solo para empezar porque muchas veces justamente tiene que ver con el estado en el que uno emocionalmente se encuentra o con un estado de “autoboycot”. Tenemos que poder cuestionar ese estado de soledad en el que nos encontramos y lograr gestionar esas situaciones porque en realidad también se trata en esos momentos de poder fortalecer el encuentro con uno mismo, de poder estar más para adentro y conectar más con nosotros, pero conectar desde el lugar que también ocupamos en nuestra vida y todo lo que podemos darnos a nosotras mismas sin la necesidad de la presencia del otro. Entonces, poder identificar cuán real o cuán irreal y qué hacer frente a ese sentimiento de soledad. 

Cuando nos empezamos a sentir incomprendidas o que no tenemos con quien contar o donde apoyarnos, es cuando empieza esa sensación, el tener esa red que empieza a debilitarse quizás hasta por una actitud activa de uno, de empezar a tomar distancia o empezar a meterse más para adentro y considerar que quienes nos rodean de alguna forma no terminan de ocupar esos lugares que necesitamos para dejar de sentirnos de esa forma. Pero, tiene que ver con esta cuestión de la incomprensión, distancia, superficialidad y por eso es que por más que estemos rodeadas nos sentimos solas; cuando no tenemos una red fuerte, formada y estructurada donde sé que está firme ahí para mi o estoy firme para esa red cuando me necesite o cuando los necesite yo.

 

El primer consejo que les daría es que busquen ayuda profesional, un profesional que pueda ayudarlos a trabajar en todas estas cuestiones o todos estos pensamientos, no tenemos que sufrir solos. Necesitamos que los profesionales de la salud mental estén preparados y formados para poder responder a estas situaciones, no tenemos por qué transitar todo este dolor solos. 

Por otro lado, cuestionense y empiecen a conectar con qué es lo que deseas hacer con esto que te está pasando, qué es lo que deseas construir, cómo te gustaría estar, pregúntate por qué te sientes sola, qué deberías hacer para no sentirme así, qué rol y qué lugar estás ocupando en tu vida. Pero, principalmente que además puedas encontrarte en ese estado vulnerable y poder pedir ayuda de tu entorno para poder sobresalir y poder contar con la ayuda de un profesional para que te de más recursos y herramientas para que no enfrentes esa situación sola. 


Es fundamental que podamos cuestionar de qué manera miramos la soledad, de qué manera asumimos y cómo la interpretamos, para así poder trabajar en esa mirada y en esa perspectiva que tenemos sobre la soledad. Si necesitas algún tipo de asesoría me puedes encontrar en Instagram como @psico.solb

 

 

 

 

Portada: Patrick Schneider

Comentarios:

LO MAS VISTO

Nuestra Misión

Somos un mundo creado para la mujer actual, una fuente de inspiración que nutre la mente, el cuerpo y el alma. Reunimos a todas aquellas personas, marcas y estilos de vida que nos inspiran, motivan y admiramos para impulsarte a encontrar tu valor y poder personal.

Licencia en psicología M.N 71610.
Fundadora y coordinadora de Espacio Integral Psy. 
Especialista en el área clínica y organización