¿Eres productiva o estás ocupada? Los 4 tips para volverte realmente más productiva

Por: Paula Vicedo

Me he dado cuenta a lo largo de mi camino que hay una confusión entre ser productiva y estar ocupada. Además, se que muchas personas entran en un estado de ansiedad, estrés, por no saber organizar su tiempo para poder cumplir con su día a día. Mi nombre es Paula Vicedo, ayudo a mujeres apasionadas y soñadoras a organizar su tiempo para que equilibren sus vidas y disfruten más. Hoy vengo a darte unos tips para que seas más productiva. 

 

Empecemos por entender sobre la productividad. La productividad se puede medir en términos de si estás avanzando o no en la consecución de tus objetivos, metas, sueños y de eso que quieres lograr en tu vida. En la medida que te acercas más a esas cosas que quieres lograr, puedes decir que estás siendo productiva. Por eso, siempre he dicho que la productividad está muy enlazada con la felicidad porque tus sueños, objetivos, metas, son para que seas feliz. La productividad a final de cuentas es felicidad. Si eres feliz, estás siendo productiva; si no estás siendo feliz es porque aun te falta trabajar en tu productividad. 

Hay una diferencia entre ser productiva y estar ocupada; puede que estés haciendo muchas cosas, que estés siendo “productiva” en lo que culturalmente se nos ha vendido y enseñado de lo qué es una persona productiva que es una persona que siempre está haciendo muchas cosas. Pero, no necesariamente tiene que ver con productividad, cómo te decía anteriormente, productividad es que avances en pro a tus objetivos y sueños; si tú estás haciendo y haciendo, pero no estás avanzando hacía tus metas, en realidad no estás siendo productiva, estás es muy ocupada haciendo muchas cosas, cansandote y estresandote. 
 

También te puede interesar

¿Te gustaría ser más productiva? Lo primero, y lo más importante, es que tu sepas cuál es tu norte, si no tienes claridad de esos factores no tienes cómo identificar que estás siendo productiva o no. Después de tener claro hacia donde vas, entra la segunda etapa que es organizarte en pro de ser más productiva para alcanzar esos objetivos. ¿Cómo? Mi recomendación es que tengas un sistema de organización de paso a paso, una metodología donde puedes definir más aterrizadamente ese norte a una fecha más corta, porque los sueños son muy grandes y generalmente a futuro, y si lo ves de esa forma terminarás procrastinando porque todavía lo ves muy lejos y no ves la satisfacción inmediata. Personalmente, utilizo una línea de tiempo a tres meses. Sigue estos pasos para ayudarte:  

 

Línea de tiempo. Identifica y ten claro qué va a pasar en los próximos tres meses. 


¿Cómo vas a cumplir tu objetivo? Debes identificar cómo vas a lograr cumplir eso que te propusiste para ese tiempo determinado. Vacía tu cabeza, yo lo llamo descarga mental, también lo puedes llamar capturar tus ideas, tus sueños, tareas, pendientes, entre otros. 

Ordenar la información. Bajo unos criterios en específico ordenas todo que bajaste. Por ejemplo: cuando lo vas a hacer, si lo eliminas, lo mandas para la agenda, lo mandas para el calendario, lo archivas, etc. 

Planear. Planea todas tus semanas y meses. Es importante tener un plan muy claro sobre lo qué va a pasar y lo qué viene, teniendo en cuenta tus prioridades; prioriza por importancia, urgencia, por tu energía, emociones, etc. Debes conocer más o menos como son tus rutinas diarias para evitar estrés y ansiedad: a qué horas te vas a levantar, a qué horas vas a desayunar, almorzar, cenar. Define tus metas del día, pueden ser dos o máximo tres, son esas tareas que son las más importantes y las primeras en las que deberías trabajar. Identifica qué es urgente, hay que darles prioridad, lo ideal es que con el tiempo esas tareas urgentes vayan disminuyendo. También, identifica las tareas necesarias, esas que no son tan importantes pero que tienes que hacer pero las puedes trabajar cuando estés un poco más baja de energía. 

A estos pasos principales le sumas cosas de lado, dejar de procrastinar, de ser perfeccionista, aprender a gestionar los imprevistos, aprender a decir no, etc. Estos tips te van a ayudar a mantener ese sistema de organización y trabajar en tus hábitos. Si eres de las que siente que el día no te alcanza para todo, es normal. Quítate de encima esa creencia de la cabeza de que hay que llegar a todo y que si no lo haces, entonces no estás siendo productiva. La realidad es que no vas a poder hacer todo. Empieza poco a poco a organizarte y aplicar todo lo que te mencioné antes, el tener una rutina, una metodología, un norte claro, metas, sueños. Si necesitas algún tipo de asesoría me puedes encontrar en Instagram como @paulavicedo

 

 

 

 

 

Portada: Pixels-Energepiccom

¿Te distraes mucho mientras hacer tus deberes?

Comentarios:

LO MAS VISTO

Nuestra Misión

Somos un mundo creado para la mujer actual, una fuente de inspiración que nutre la mente, el cuerpo y el alma. Reunimos a todas aquellas personas, marcas y estilos de vida que nos inspiran, motivan y admiramos para impulsarte a encontrar tu valor y poder personal.

Ayudo a mujeres apasionadas y soñadoras a organizar su tiempo para que equilibren sus vidas y disfruten más.